ENVÍO GRATUITO A PARTIR DE 50€
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Madera: ¿qué son las escaleras escamoteables?

Para la decoración de una vivienda son muchas las posibilidades que existen actualmente  que darán un valor extra al hogar.

 

Se puede escoger entre varios estilos de decoración, pero al final prima lo funcional, sobre todo en los pisos de ciudad, donde se exprimen los metros cuadrados al máximo.

Una forma de aprovechar el espacio de manera práctica, es la implantación de escaleras escamoteables con accesorios para la madera.

 


¿Qué son las escaleras escamoteables?

Las escaleras escamoteables son unas escaleras plegables y extensibles que se sitúan en el techo o en la pared de forma que no ocupen prácticamente espacio, ya que, se pueden esconder si no se van a usar para subir o bajar.

Estas escaleras pueden ser de cualquier material, aunque de madera puede dar un toque rústico al hogar muy acertado.

Se suelen instalar para acceder a altillos o trasteros, pero también puede ser una oportunidad de dividir el piso en dos alturas si se cuenta con techos muy altos.

Para ello, no es necesaria una gran obra ni reforma, solo una buena estructura de madera y la distribución adecuada del espacio para aprovechar cada rincón al máximo.

Estas escaleras son muy fáciles de instalar,  y de cuidar, ya que, existen productos de mantenimiento para la madera específicos que conservarán perfectamente la escalera.

Para garantizar la seguridad, hay que cerciorarse de que los materiales de la escalera son de máxima calidad y de que cumplen con los requisitos específicos para no sufrir un accidente.

Por eso, la escalera deberá tener un ancho mínimo de entre 80 y 90 cm, además deberá soportar, al menos, 150 kg de peso y la altura entre peldaños no podrá ser mayor de 18 cm.

Como se puede observar son muchas las posibilidades de decoración y funcionalidad que ofrece la madera, las ideas para crear nuevos espacios y estructuras es casi infinita gracias a ella.

Pregúntanos más sobre las escaleras escamoteables.

A qué estas esperando?

Comparte:

Otros también vieron